info@rodriguezros.com (+34) 952 476 867

Humedad por capilaridad

Los problemas de humedad por capilaridad pueden llegar a suponer serios calentamientos de cabeza, además de afectar negativamente a la salud y a la vez ser peligrosos para la estructura de la edificación.

Nuestro objetivo es el de entender de qué se trata este tipo de humedad, qué características tiene, razones por las que se produce y a la vez también abordaremos las mejores soluciones para acabar con ella. 

Qué es la humedad por capilaridad y cómo se identifica

La humedad por capilaridad es la que se produce dentro del edificio debido a la absorción de los materiales de la humedad contenida en el suelo donde se aposenta la estructura. 

Esto tiene lugar debido a que los materiales cuentan con una cierta porosidad, de manera que el agua se va filtrando y asciende afectando a los diferentes materiales que va encontrando por el camino. 

Estas humedades poco a poco van deteriorando dichos materiales y produciendo diferentes problemas que incluyen desde manchas hasta acumulación de sales. 

La humedad por capilaridad se puede identificar por sus principales características que son: 

  • Está presente a lo largo de todo el año, y los niveles de humedad aumentan durante los meses en los que hay más lluvias y el suelo está más húmedo. 
  • Se trata de un tipo de humedad uniforme que se va extendiendo por las paredes. 
  • Puede llegar a abarcar toda la casa. 

¿Razones por las que se produce la humedad por capilaridad 

Comentábamos que la razón principal por la que se produce la humedad por capilaridad se debe al contenido de agua del suelo sobre el que se asienta la vivienda. 

Sin embargo, estas humedades pueden variar en función de tres factores principales que son: 

  • Aguas subterráneas: en el caso de que existan aguas subterráneas por debajo de la estructura de la edificación, estas pueden ascender y aportar humedad a lo largo de todo el año, y un volumen muy elevado. 
  • Errores constructivos: si los trabajos de impermeabilización no se han realizado de la manera más adecuada, es más fácil que se produzca humedad por capilaridad. 
  • Defectos en aislantes: también es posible que, pese a que los trabajos hayan llevado a cabo correctamente, alguno de los materiales utilizados para la impermeabilización de edificios estuviese defectuoso, en cuyo caso facilita la entrada de humedad por capilaridad. 

Cómo solucionar estos problemas de humedad 

Para conseguir solventar este problema es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones como detallamos a continuación: 

Mejora de la impermeabilización de las paredes 

Para conseguir acabar con la humedad por capilaridad una es imprescindible proceder a la impermeabilización de pared

El problema no se llega a través de las paredes del hogar, ya que es el medio que utiliza la humedad para poder ascender desde el suelo. 

Por esa razón, la solución está en crear un refuerzo de aislamiento que impida el paso de la humedad hacia arriba, algo que se puede realizar sin ningún tipo de problema y que no sólo evitará las molestas manchas y los insalubres niveles de humedad elevados, sino que también ayudará a proteger la vivienda, manteniendo en mejores condiciones desde el mobiliario hasta las instalaciones y elementos constructivos. 

Dependiendo de cada caso, el profesional en la impermeabilización de edificios deberá estudiar las necesidades reales para ofrecer una solución que sea personalizada y sobre todo que garantice que la humedad por capilaridad va a desaparecer por completo de tu hogar en muy poco tiempo. 

Trucos para reducir los niveles de humedad  

También existen algunos trucos que pueden servirnos para reducir los niveles de humedad dentro de la vivienda. 

  • Instalar un deshumidificador es una solución económica, rápida y efectiva para reducir la cantidad de humedad que hay en el interior de la vivienda. 
  • Recuerda a ventilar bien tu casa todos los días, incluyendo todas las habitaciones. 
  • Ten en cuenta que hay electrodomésticos y aparatos como son estufas, hornos, cocina, etcétera que favorecen la concentración de humedad, por lo que cuando los utilices debes abrir un poco las ventanas o utilizar el extractor. 

No obstante, es importante tener en cuenta que estos trucos tan sólo sirven para mejorar ligeramente las condiciones de humedad en la vivienda, pero para acabar con las humedades y realmente conseguir buenos resultados, es imprescindible contratar a profesionales en la impermeabilización de edificios.