[email protected] (+34) 952 476 867

Equipos de protección colectiva

Dentro de las medidas de protección laboral, encontramos tanto las medidas y equipos de protección colectiva como las de protección individual. Ambas son ineludibles para la seguridad durante la jornada de trabajo. En este post, nos centramos en las medidas de protección colectiva, como las líneas de vida, andamios, marquesinas y otros elementos.

¿Qué es la protección colectiva?

Por protección colectiva entendemos la técnica de seguridad que persigue la protección simultánea de varios trabajadores expuestos a un riesgo laboral

Lo primero que debemos saber es que las protecciones colectivas nunca deben ser sustituidas por protecciones individuales. Éstas son complementarias –lo explicamos más adelante-. Así, desde el punto de vista preventivo, las colectivas son medidas más efectivas de protección, seguridad y alcance. Todos los medios, equipos y medidas de protección colectivas tienen un periodo de vida útil fijado, con punto y final, reponiéndose por uno nuevo cuando finalice su uso.  Son, en definitiva,  “barreras” que se encargan de proteger la caída de trabajadores, objetos o herramientas.

Protección colectiva vs protección individual

Un equipo de protección individual o EPI es cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador, para protegerlo de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

Normativa de la protección colectiva

Las diferencias entre la protección colectiva y la individual consisten en que el empresario, además de los equipos de protección colectiva, deberá dotar a los trabajadores de equipos de protección individual adecuados al riesgo derivado del desempeño de sus funciones, informándoles de su correcto uso y asegurando su óptimo empleo y conservación. 

Los EPIs individuales se distinguen de la protección colectiva por el volumen de trabajadores a los que protege de forma simultánea y por ser un sistema que reduce la probabilidad de que ocurra un accidente. Es decir: la protección individual sólo disminuye las consecuencias del riesgo, por lo que el control del riesgo en la protección colectiva es más efectivo. Además, los EPIs pueden ser más limitantes en los movimientos o visibilidad del trabajador. 

Los equipos de protección individual más comunes son cascos, arneses, mascarillas, gafas de protección, guantes, filtros, chaleco, botas protectoras, etc.

Por tanto, hay que distinguir claramente estos dos conceptos. Lo colectivo afecta a más personas y es puramente preventivo, mientras que el EPI solo disminuye sus consecuencias. En suma, la protección personal es la última barrera entre el hombre y el riesgo, y ha de ser considerada como una técnica complementaria a la protección colectiva. ¿Por qué? Porque la colectiva se aplica para eliminar la situación de riesgo, mientras que la protección personal pretende eliminar o mitigar las consecuencias y riesgos para la salud del trabajador.

Normativa de la protección colectiva

Decíamos que la protección colectiva es la técnica de seguridad que busca la protección simultánea de varios trabajadores expuestos a un determinado riesgo. En este sentido, el artículo 15.1 h de la LPRL (Prevención de Riesgos Laborales) especifica que, respecto a la prevención de riesgos, hay que adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual. Es al adaptar estas medidas, y como complemento de ellas, cuando ya pasamos a usar medidas de protección individual, de uso exclusivo de una persona. Esto también se recoge en el artículo 17.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Protección colectiva

Así, los sistemas de actuación y protección colectiva permiten una rápida actuación para el control de incidentes y accidentes graves, ya sean incendios, explosiones, caídas en altura y muchas otras situaciones. 

En cuanto a la normativa, existe una específica para la señalización de seguridad y salud en el trabajo, así como la vigilancia de las protecciones colectivas en el mantenimiento de las disposiciones mínimas de seguridad y salud en obras de construcción, entre otras. Sea como fuere, los lugares de trabajo tendrán que cumplir las disposiciones mínimas establecidas en el RD 486 /1997, donde se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo en cuanto a sus condiciones constructivas, orden, señalización, limpieza y mantenimiento, instalaciones de servicio, condiciones ambientales, etc.

Y, por supuesto, es obligatorio utilizar equipos de protección colectiva en obras de construcción. Hay que tener en cuenta, en cualquier proyecto de rehabilitación de edificios, reforma de fachadas, etc. elementos protectores colectivos en base a su diseño, instalación y mantenimiento. 

Medidas de protección colectiva más frecuentes. ¿Cuáles son?

El tipo de trabajo es lo que determina las medidas de protección colectiva, así como el entorno laboral, los riesgos para el trabajador y otros factores

Tanto para trabajos en alturas, como para trabajo con líneas de vida obligatorios, reparación de azoteas, rehabilitación de fachadas, y un largo etcétera, algunos de los sistemas colectivos más importantes son:

  • La línea de vida de edificios: Son  un elemento orientado a garantizar la seguridad a la hora de realizar cualquier tarea en la construcción. Este sistema anticaídas se utiliza con el objetivo de aumentar el nivel de seguridad de los trabajadores y operarios que se encuentran realizando diferentes tipos de trabajos en distintos tipos de construcciones. En la mayor parte de casos, cuando se trata de una obra, se utiliza una línea de vida temporal, mientras que en el caso de edificios, naves industriales y otras construcciones en las que los trabajadores pueden precisar de una línea de vida en diferentes momentos para mantenimiento, entonces se procede a instalar una línea de vida fija. Si quieres saber más sobre cómo afrontar los riesgos de caída en las obras y la instalación de líneas de vida, te dejamos el enlace de nuestro blog donde podrás encontrar más información.
  • Barandillas, pasarelas y escaleras: Son una de las claves para evitar problemas como caídas y accidentes. Son sistemas de protección al consumidor y laborales.
  • Orden y limpieza: Tan sencillo como eficaz para la prevención de accidentes e incluso de enfermedades como infecciones.
  • Andamios: Cruciales en la labor de rehabilitación de fachadas y edificios. Construcción temporal provisional, fija o móvil para acceder a zonas de obras que son inaccesibles de otra manera y para llevar los materiales y herramientas de trabajo hasta dichas zonas.  
  • Sistemas de ventilación y campanas extractoras: Para evitar toxicidades y que el aire sea respirable.
  • Barreras de protección acústicas / sonido: Además de cascos o tapones para los oídos, se pueden incluir barreras de sonido y aislamiento acústico.
  • Vallado perimetral de zonas de trabajo: Es también muy usual en las zonas de obras.
  • Redes de seguridad: Limitan la altura de las caídas. Deben ser flexibles y cubrir todo el espacio donde haya riesgo de caída.
  • Sistemas Provisionales de Protección de Borde: Impiden la caída de personas y materiales desde bordes, escaleras, huecos, tejados y otras superficies de trabajo horizontales e inclinadas. 
  • Marquesinas: Diseñadas para retener la caída de objetos y materiales desde niveles superiores, evitando de esta manera el riesgo de impacto sobre las personas que circulan o trabajan en niveles inferiores. 
  • Extintores de incendios: Van de los extintores a las instalaciones de detección de humos y antincendios.
  • Medios húmedos en ambientes polvorientos.
  • Carcasa de protección de motores o piezas en continuo movimiento.
  • Señalizaciones e indicativos: Su misión es alertar a los trabajadores de peligros, riesgos o prácticas concretas a tomar para prevenir accidentes laborales
  • Barreras de protección térmicas en centros de trabajo: Proporcionan condiciones ambientales y de temperatura adecuadas para ejecutar debidamente las tareas propias del puesto laboral.

La seguridad, cuestión de profesionales

En Rodríguez Ros somos especialistas en la instalación de líneas de vida, seguridad en alturas y todo tipo de medidas de protección colectiva. Para más información, y si quieres obtener un presupuesto personalizado sin compromiso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.